Poesía / No vale mucho la pena

NO VALE MUCHO LA PENA 

Por: Anna Pistacchio

Es como si comparáramos peras con manzanas

(corrijo) Es como si mezcláramos peras con manzanas

Es como si nos sentáramos a conversar de qué será nuestras vidas

Y preguntarnos qué vamos hacer

 No vale mucho hablar en plural

Si sabemos que consta de mentiritas piadosas

Que se convierten en esperanzas

En falsas esperanzas

No vale mucho la pena que sigas con la misma mentira

No vale mucho la pena que salgas corriendo por la puerta de atrás

Que sigue constando de mentiritas

Que ni tu madre te las cree

Pero se sigue haciendo la tonta

Y que pase el tiempo

Tiempo que no sobra

Y que sigas viviendo el aquí y ahora

Cuando se acaba el tiempo

de pagar culpas que no son tuyas

de creer que los pecados se pagan en la tierra

 que las alegrías son pegadas de mala gana

vendiendo la pomada a mi que ya te conozco

de pies a cabeza

no vale mucho la pena

pasar una hora cronometrada, pensando que podrían ser veinticuatro o cuarenta y ocho horas de amor como don Francisco

Quiero besos y abrazos

quiero mañana tarde y nunca

quiero

y no vale mucho la pena

cuando no es precisamente ese, el amor de tu vida.

Noviembre 27, 2014