Poesía | Languidecer

Por Anna Pistacchio

Como el palidecer de un lánguido cuerpo que se estrella cada vez que cruza

Desde el pasillo

De la angosta

De la oscura

Y sonámbula

Habitación.

Como el languidecer

Después del calor

De la siesta eterna

Del sexo en la mañana

Con el sudor en la ropa

De un cuerpo agitado

Que teme de sí mismo.

Como el abatido cuerpo que se sienta

Y no descansa

Impaciente

Intenta

solucionar temas pendientes

Y es así como

Con el preferir

Y después

el arrepentir

El cuerpo que cruza a oscuras

La vieja y sonámbula habitación

Se recuesta cada vez.

El cuerpo agotado sin razón del por qué

Se estira

Se desdobla en ciertas partes

En ciertos momentos.

Le gusta insinuar

Le gustaría que fuera siempre

Le gustaría